S.O.S Mujer

Violencia económica, el peligro invisible

Según el Indec, casi el 20% de las denuncias son por violencia económica. ¿Cómo detectar esta forma de control y de manipulación? Nos responde una especialista.

05/30/2018

“¿A dónde vas a ir a trabajar vos, que ya no podés ni ir a la peluquería?”, “¿Quién te va a contratar con la edad que tenés?”, “Quedate en casa criando hijos que eso lo sabés hacer bien”… Estas son sólo algunas de las frases que retumban en un hogar donde se vive violencia económica, un tipo de violencia que cada vez afecta a más mujeres.

Si bien según el Indec, que elaboró el Registro Único de Casos de Violencia contra las Mujeres, el predominio del tipo de violencia es el psicológico, a nivel económico se detectaron un 20% de denuncias en lo que va de 2018.

De ese 20%, casi el 80% de las denuncias son de hombres que tienen o tuvieron algún vínculo emocional con las víctimas, es decir: parejas o ex parejas agresoras.

Pero, ¿qué es exactamente la violencia económica? Existe una ley -la 26.485- que tipifica las clases de violencia en física, psicológica, sexual, simbólica, doméstica, institucional, laboral, mediática y económica. “Esta última es la que busca un descrédito en los recursos económicos o patrimoniales de la mujer”, explica  la Lic. Mariana Kersz, psicóloga, sexóloga y Directora de Clínica De Parejas.

Son relaciones donde el hombre se otorga a sí mismo el poder para dar o no dinero

Según remarca la licenciada, esto ocurre cuando en una pareja el hombre obliga y presiona a la mujer para que deje de trabajar, pone obstáculos para la concreción de sus planes profesionales o la finalización de su carrera: “Son relaciones donde el hombre se otorga a sí mismo el poder para dar o no dinero. Como en los casos que conozco de mi consultorio, el miedo y el temor a quedarse sin recursos para valerse por sí mismas, impacta de lleno en la posibilidad de romper esa vínculo tóxico, principalmente cuando hay hijos en el medio y la coacción de las palabras”.

– ¿Cómo se puede detectar? 

– La violencia económica es habitual en las parejas que recibo en mi consultorio. Al controlar el dinero, los abusadores controlan a su pareja, convirtiéndola en víctima. Detectarla y prevenirla a tiempo van a generar una mejor relación de pareja, con un diálogo sincero respecto a las cuestiones con las que estén en desacuerdo. Principalmente estar atentas a frases del estilo: “Dejá, no hace falta que trabajes”, “Con lo que yo gano estamos bien, no necesitás salir vos a trabajar”, “si tenemos que poner una niñera para cuidar a los chicos vas a cambiar la plata”. Y razonamientos similares pueden ser propios del sentido común y de lo que una pareja acuerda.

Es importante el diálogo temprano en la pareja en casos en los que él: 

  • Ponga las cuentas bancarias sólo a nombre de él
  • Sólo deje el mínimo indispensable de dinero en casa y se enoje si le pedís que deje algo más, o te pida explicaciones permanentemente acerca de por qué hiciste los gastos del mes
  • Toma tu dinero sin pedirlo prestado
  • Usa tus tarjetas de crédito para compras online sin consultarlo antes
  • Te deja en deuda por cubrir sus compras
  • Te amenaza con dejarte si seguís trabajando
  • Menosprecia tu capacidad laboral o tu profesión
  • Es desentendido respecto a tu desarrollo profesional, no le importa o te cambia de tema si le querés comentar algo respecto a tus avances en el trabajo
  • Recibís amenazas, golpes, maltrato y/o insultos por pretender salir a trabajar o dejar a tus hijos en el jardín maternal

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...