S.O.S Mujer

Tatuajes: ¿te arrepentiste? Enterate cómo podés eliminarlos

Antes un tatuaje era sinónimo de eternidad, pero hoy en día se pueden borrar como si nunca antes hubieran existido; lee la nota y enterate cómo.

07/09/2018

Hubo una época en la que los tatuajes eran eternos, por eso los enamorados los tomaban como prueba de amor y compromiso, pero, desde hace poco, borrarlos es tan sencillo que hasta podría llevarse en la piel el nombre de un amor de verano.

La tecnología que se utiliza es la de láser fraccionado, cuyo nombre comercial es Picosure. Se trata de un sistema que produce pulsos ultra cortos (picosegundos, diez veces más breves que los nanosegundos) en longitudes de onda específicamente aprobadas por la FDA para el tratamiento de lesiones pigmentadas (marcas de acné, estrías, etc.) y tatuajes.

El haz de luz que emite el equipo activa produce la regeneración de nuevo colágeno y elastina, pero sin la lesión térmica que generan otros láseres de pulso largo; por eso, tras la sesión -que dura entre 10 y 15 minutos- el paciente apenas presentará un leve enrojecimiento en la zona tratada que desaparecerá al cabo de dos o tres horas.

Claro que no todos los tatuajes son iguales, tampoco a la hora de removerlos; “borrar una espalda completa no es posible, conviene tener como parámetro una superficie total de 30cm3 a tratar; en el borrado de mangas, que es una tendencia actual, tenemos muy buenos resultados”, indica Alejandro Cueva, médico anestesiólogo y experto en remoción de tatuajes.

La cantidad de sesiones necesarias también varía en función del tamaño y colores, “en líneas generales, un nombre, una pequeña frase, demandan alrededor de seis sesiones. Los tatuajes caseros, hechos con tinta china, son los más fáciles de sacar. Los profesionales van a otra profundidad, son tintas especiales, entonces cuesta más removerlos. Hay que pensar en un mínimo de 3 hasta 15 sesiones dependiendo de cada caso en particular”, explica el especialista.

Otro factor a tener en cuenta es la ubicación, ya que no es lo mismo un tatuaje en el tobillo que en la parte trasera de la muñeca, ¿por qué? La respuesta está en cómo el organismo elimina los pigmentos. Cueva lo explica: “A través del láser pulverizamos las moléculas de tinta, esas partículas minúsculas son procesadas y eliminadas por el organismo de forma natural. Las partículas pasan rápidamente al sistema linfático, pudiendo ser  eliminadas a través de la vía urinaria. Ahora, cuánto más lejano esté el tatuaje, como en el caso del tobillo, más difícil, ya que el retorno de la circulación funciona al revés. Arriba las micropartículas caen por decantación pero volver de un tobillo es ir en contra de la corriente; es por eso que el pronóstico de un tatuaje que se ubica en la nuca puede que tarde 4 a 5 sesiones en quedar eliminado, mientras que en el tobillo puede llegarse a las 8 a 10 sesiones”.

Más tiempo, menos, lo importante es que el tatuaje como símbolo de eternidad llegó a su fin.

Periodista especializada en Lifestyle, con diez años de trayectoria en medios gráficos de Argentina y Latinoamérica. Finalista Premio Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) a la excelencia periodística 2015. Podés leer más artículos de Paula en Instagram: @paubande

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...