S.O.S Mujer

SOPA CREMA DE ESPINACAS Y ALMENDRAS

06/19/2017
Con el frío que está haciendo, nada más rico que ¡una sopa calentita!

INGREDIENTES

Un atado de espinacas frescas (250 gramos limpios)
3 dientes de ajo
½ cebolla
1/2 taza de almendras en remojo (activadas) de la noche anterior.
1 vaso de caldo de verduras / agua
¼ cuchara de postre de cúrcuma
Una pizca de azafrán
c/n Sal y Pimienta
Aceite de oliva

20

Fácil

2

PREPARACIÓN

  1. En una olla calentamos un chorrito de aceite de oliva, agregamos las almendras y el ajo bien picaditos. Dorar sin dejar de remover, con mucho cuidado evitando que se quemen. Una vez dorado añadimos la cebolla bien picada.
  2. Lavamos bien las espinacas, las cortamos y las añadimos junto al azafrán, la cúrcuma, la pimienta a la olla. Rehogamos unos minutos.
  3. Añadimos el agua, tapamos la olla y dejamos cocinar durante 4 minutos a fuego lento.
  4. Mixeamos todo. Corregimos sal y demás especies, si deseamos una textura más liquida agregamos mas caldo.

 

SABÍAS QUÉ?

Activar las semillas o frutos secos se refiere a un proceso muy simple: dejarlas remojando en agua por algunas horas y luego secarlas. Esta sencilla técnica consiste en “despertar” la semilla de su estado de latencia. Es un procedimiento muy común en horticultura, a fin de acelerar el desarrollo de la siembra, y solo requiere varias horas de remojo en agua. En este período, la semilla absorbe agua y pone en marcha procesos enzimáticos que: inactivan antinutrientes (como el ácido fítico), predigieren nutrientes e incrementan su contenido nutricional (síntesis vitamínica y enzimática).

¿Qué semillas o frutos se pueden activar? Desde almendras, castañas de cajú y maní, hasta alfalfa, quínoa, lentejas, o girasol, solo por dar algunos ejemplos.

Pero además, esto significa que al remojar las semillas o frutos secos en agua se vuelven mucho más fáciles de digerir y las vitaminas y minerales presentes en ellos se absorben con mayor facilidad.

Es importante saber que este proceso sólo va a funcionar si se realiza a semillas o frutos secos que no están tostados, es decir, deben estar crudos.

Llenar un frasco de vidrio hasta la mitad con las semillas o frutos secos. Completar con agua (apta para consumo) y dejar remojando durante 8-12 horas a temperatura ambiente. Eliminar el agua y se enjuagar las semillas con agua limpia. Poner a secar las semillas o frutos secos en un horno eléctrico a la temperatura mínima o en verano al sol. Secar bien y guardarlas en la heladera, donde se mantienen por unos 3 días.

Tener en cuenta que, si las semillas o frutos secos se encuentran bien secos, los podrás guardar por meses, pero deben estar completamente secos. Si no, les crecerán hongos.

Tanto en snacks, como en ensaladas y otros platos, esta es la manera más saludable de consumir frutos secos y semillas.

 

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...