S.O.S Mujer

Rompiendo prejuicios: las mujeres y los habanos

Aunque los hombres son los mayores consumidores, una nueva generación de mujeres está descubriendo este producto de elaboración artesanal. ¿Qué buscan? Nos responde Ana Alsogaray, referente de habanos en Argentina.

04/23/2018

Nos acercamos a Ana Alsogaray, presidenta del cigar bar Prado y Neptuno, con una pregunta que nos rondaba en la cabeza: ¿Cómo es vista la mujer fumadora de habanos? ¿Existen prejuicios en torno a eso?

Y sin titubear, nos respondió: “Si lo hubiera, saber que dos de las personas que más sabemos de habanos en la Argentina somos mujeres, debería alcanzar para derribar prejuicios”. Es que, junto a su madre Blanca Alsogaray, también especialista en habanos, Ana es una de las grandes divulgadores de este producto desde hace dos décadas.

Foto: Facebook Prado y Neptuno

Según las últimas estadísticas no oficiales, se estima que las mujeres representan un 20% del consumo de habanos, un porcentaje que creció durante los últimos años de la mano de una nueva generación de mujeres que está descubriendo este producto.

En busca de experiencias

¿Qué fue lo que cambió durante los últimos años? Para la especialista, en general hoy en día la mujer busca lo natural, una tendencia que -asegura- va más allá del mundo del habano: “Muchas mujeres llegan al habano en esa búsqueda; al ser tabaco enrollado sin conservantes y si aditivos es mejor que fumar cigarrillos, incluso hoy en día las mujeres que siguen fumando cigarrillos están pasándose a fumar tabaco armado”.

100% artesanal: desde la semilla hasta la fábrica, un habano pasa por 260 manos

Según explica, es esa búsqueda de lo natural lo que modificó la tendencia: “Arrancan por el tabaco para armar, después los mini habanos (que están hechos de tabaco natural) y después los habanos”.

Además, remarca: “Las nuevas generaciones buscan experiencias, conocer y aprender. El mundo del habano es muy interesante, es inagotable la información y magia qué hay alrededor”.

En busca de ampliar esas experiencias, al Cuban Bar Boutique ubicado en pleno Recoleta, Ana le sumó una nueva apuesta: acaba de abrir “Prado Bar”, un humidor dentro del Hotel Wyndham de Nordelta. Ahí, bajo su mirada atenta, cualquiera puede acercarse a disfrutar esta ceremonia íntima que, lejos de los estereotipos, no distingue de géneros.

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...