S.O.S Mujer

Renacer desde el cáncer: diseñó turbantes para enfrentar la enfermedad

08/02/2018

Hace algunos meses atrás, María Carmela Bustelo (22) tenía una vida prácticamente normal: estudiaba arquitectura en la Universidad de Belgrano, hacía danza, iba al gimnasio, cocinaba en su casa, y los fines de semana salía a bailar e iba a la cancha de River con su papá.

El 28 de octubre de 2017, “La Chola”, como le dicen sus amigos, estaba terminando maquetas para la facultad, y decidió pasar por la guardia por un supuesto resfrío que venía arrastrando desde hace un tiempo. Después, el plan era juntarse con las chicas para ir a la tan esperada fiesta de Halloween.

Pero esa tarde, todo cambió. Vestida “así nomás”, cargando solo con el carnet de la obra social, el documento y la SUBE, y con poca batería entró al sanatorio, donde le realizaron una batería de exámenes. Como presentaba molestias para respirar y dolores en los párapados, pensaron que era sinusitis.

Mamá Noel style ??

Una publicación compartida de chola (@carmebustelo) el


“Después de dos radiografías, análisis y una tomografía, se dieron vuelta todas mis suposiciones de una sola palabra: tumor”, recordó la joven, oriunda de Bahía Blanca, en una entrevista para UNO.ar.

Una semana después, el diagnóstico confirmó un Linfoma de Hodking. Carmela iba a necesitar 12 sesiones de quimioterapia y mantenerse muy fuerte.

Renacer desde el cáncer

Durante el tratamiento, “La Chola” intentó seguir con su vida normal. Como siempre fue muy coqueta, lo primero que hizo fue pasar por la peluquería. Era casi seguro que se le iba a caer por las drogas así que se lo cortó por los hombros, y con el resto hacerse una peluca.

Después de un finde con dos operaciones, cuatro cicatrices y cinco días de reposo, sentirme bien y poder salir de casa es lo mejor del mundo mundial ?? para pasear, organizar el showroom de mañana y estrenar al fin mi capita de @mila.chemin que ame a primera vista ?

Una publicación compartida de chola (@carmebustelo) el

“Cuando empecé a usar la peluca, me resultaba incómodo usarla sin nada, sin ningún pañuelo, vincha o gorra. Por eso decidí mandarme a hacer un par de turbantes con telas copadas que tenía en mi casa. Mis amigas venían a visitarme y se las probaban, me preguntaban dónde las había comprado, así que dije tengo que hacerlas para vender”,explicó a La Nación.

“Las Cholas”
El proyecto nació como parte de su lucha contra el cáncer. “Creé Las Cholas porque yo siempre tuve el pelo por la cadera y me lo tuve que cortar (me hice una peluca con mi propio pelo) y lo último que quería era que la enfermedad me saque el glamour, así que espero ayudar a las que pasen pasen por mi misma situación y a las que no, que usen turbantes. Como un accesorio canchero“, aseguró en Uno.ar.

Hoy me desperté con este regalo hermoso de @cataniapulvirenti y no paré de mirarlo en todo el día. Como siempre digo, si de todo esto tan malo y feo que me está pasando puede salir algo bueno, bienvenido sea. La enfermedad me saco muchas cosas, pero me enseño que no hay nada más importante que el amor propio y la confianza en uno mismo. Por eso te deseo que cada mañana te despiertes y te mires al espejo sabiendo que sos capaz de hacer cualquier cosa que te propongas. Que tu físico puede cambiar, pero si de verdad estás segura de quien sos, tu brillo interior no te lo apaga nada ni nadie. Y eso es lo que hace linda a las personas ✨?

Una publicación compartida de chola (@carmebustelo) el

El mensaje
Carmela quiere que el cáncer deje de ser un tabú y que las personas que lo padecen no sientan vergüenza o complejos.
“En el futuro quisiera ir por la calle, ver a una chica con un turbante y que la gente no diga “pobrecita, tiene cáncer” sino que se ponga de moda y no sea una marca registrada de la enfermedad”, confesó.

Todos sus diseños, pueden comprarse en su cuenta de Instagram @lascholas__

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...