S.O.S Mujer

¿Noche de fiesta? Seguí estos tips para devolverle vitalidad a la piel

Cuando dormís mal o poco, la piel pasa factura, te contamos cómo hacer para disimularlo.

05/07/2018

No importa si tuviste insomnio o si saliste y te acostaste a las cinco de la mañana; más allá de los motivos, cuando te despiertes tu piel va a lucir opaca, pálida y las arrugas y ojeras lucirán más marcadas.

Es que el sueño es uno de los mejores tratamientos de belleza. “Por la noche, aumenta la relajación muscular y también sube el flujo de sangre a nivel cutáneo. Se incrementa, entonces, la actividad de renovación celular, se fortalece el sistema inmunológico y la piel se vuelve más resistente a las agresiones”, explica la Dra. Adriana Raimondi, médica dermatóloga.

Lo cierto es que si dormiste mal se pueden seguir algunos consejos para moderar el impacto. En primer lugar, hidratate más de la cuenta, ya que las pieles cansadas tienden a deshidratarse y a presentar una textura seca. La hidratación tiene que ir de adentro hacia afuera, así que bebe un mínimo de dos litros de agua y aplica cremas y geles hidratantes.

También hay un viejo truco al que vale la pena recurrir: al despertar, lavarse el rostro agua fría, ya que esta activa la circulación de la piel. Algunas famosas lo llevan al extremo y sumergen el rostro en agua helada con cubitos de hielo.

Por supuesto, el maquillaje es un gran aliado a la hora de camuflar. El recurso archi conocido es utilizar base y corrector de ojeras, pero cuando se duerme poco es clave hacer foco en la textura, ya que lo ideal es optar por productos que tengan buena cobertura y efecto iluminador.

Y si te levantaste con los ojos enrojecidos es imprescindible que uses colirio, antes del make up y también a lo largo del día.

Claro que, a veces, el dormir poco no es cuestión de una noche sino de una etapa de la vida (mucho trabajo, época de exámenes, etc.). En esos casos podés acudir a una ayuda extra, “para ayudar a acelerar el proceso de recuperación de la piel cansada se recomienda el uso e ingesta de antioxidantes, como las vitaminas C, E y retinol. En particular, la vitamina C por vía oral estimula las defensas y también se indica en crema o suero”, indica Raimondi.

Además de la hidratante básica se recomienda que incluyas cremas y sueros con “oligoelementos, como el zinc, cobre y el magnesio, ya que ayudan a reponer la falta de nutrientes. También son útiles las que contienen colágeno y aminoácidos”, agrega la especialista.

Nunca está de más tener un producto salvador en el necesaire, hoy en día hay bálsamos y cremas revitalizantes que atenúan los signos de cansancio con solo una aplicación. Un clásico es el Beauty Flash Balm, de Clarins.

Y si bien exfoliar la piel puede ser de ayuda, ya que de esa forma se eliminan impurezas y el rostro luce más luminoso, tené en cuenta que cuando la falta de sueño es crónica no conviene realizar tratamientos agresivos. “En una piel poco descansada no es aconsejable realizar peelings; si hay estrés crónico, mala alimentación y bajas defensas, algunos tratamientos se suspenden porque no se van a lucir”, concluye Raimondi.

Periodista especializada en Lifestyle, con diez años de trayectoria en medios gráficos de Argentina y Latinoamérica. Finalista Premio Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) a la excelencia periodística 2015. Podés leer más artículos de Paula en Instagram: @paubande

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...