S.O.S Mujer

Mioma: el tumor benigno más frecuente durante la edad reproductiva

La palabra tumor asusta, pero los miomas o fibromas son benignos y no siempre requieren tratamiento. Te contamos cuándo es necesario tomar cartas en el asunto y cuáles son las alternativas.

06/11/2018

Así sea un hallazgo tras un examen de rutina o la respuesta luego de realizar una consulta por dolores y molestias, leer el diagnostico asusta: “mioma: tumor benigno”.

Sin embargo, los miomas o fibromas, como se los conoce de manera popular, son muy frecuentes.  Según una investigación realizada en 2003, los padecen “1 de cada 4 mujeres en edad reproductiva”.

“Se trata de un tumor benigno hormono-dependiente de causa desconocida, aunque se sabe que tiene un importante componente hereditario”, explica el Dr. Silvio Tatti, médico ginecólogo y orofesor titular de Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

Su tamaño es variable, de unos pocos milímetros hasta decenas de milímetros, y pueden presentarse en forma múltiple o ser únicos.

Cerca de la mitad de las pacientes no presentan síntomas, por eso se enteran de que lo padecen tras realizarse un examen de rutina, como una ecografía transvaginal.

Claro que también hay casos donde se llega al diagnóstico porque la mujer consulta al médico por sufrir dolor pélvico menstrual y durante las relaciones sexuales, sangrado excesivo durante la menstruación, ganas frecuentes de orinar, anemia y hasta náuseas, vómitos y fiebre.

Cirugía

Luego del diagnóstico, la pregunta que aparece es si hay que operar, la respuesta varía, ya que no todos los casos y situaciones son iguales.

“Influye la sintomatología, la edad de la paciente y si en el futuro querrá embarazarse o no, entre otras consideraciones. Una línea de tratamiento es la cirugía en sus diferentes modalidades, como a cielo abierto, laparoscópica o histeroscópica, mientras que la elección del procedimiento, que consistirá en la extirpación del mioma (miomectomía) o del útero (histerectomía), dependerá de la localización, tipo y tamaño del mioma”, indica Mónica Ñañez, doctora en medicina, especialista en ginecología y obstetricia y profesora de la Cátedra de Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Córdoba.

También existen tratamientos no quirúrgicos, “hay uno que permite conservar el útoero y tratar miomas: la embolización arterial uterina, pero tienen indicación de este procedimiento aquellos miomas que midan menos de 10 cm y estén bien vascularizados”, explica la especialista.

Tratamiento con pastillas

Ahora bien no siempre es necesario pasar por el quirófano, la cirugía se indica cuando la mujer quiere ser madre -ya que los miomas pueden afectar la fertilidad- o bien si le produce síntomas molestos. “Las pacientes asintomáticas o que no desean buscar la maternidad, el mioma uterino generalmente no requiere tratamiento y a partir de la llegada de la menopausia suelen reducir su tamaño, ya que son tumores dependientes de hormonas ligadas al ciclo menstrual”, asegura la Dra. Alejandra Belardo, jefa de Sección de Endocrinología y Ginecológica del Servicio de Ginecología del Hospital Italiano de Buenos Aires.

También hay opciones menos invasivas, como los tratamientos con drogas. El año pasado, por ejemplo, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó el acetato de ulipristal, un medicamento que logra aminorar los síntomas en muy pocos días y reducir el tamaño de los miomas hasta en un 80 por ciento.

“El ulipristal representa un avance muy importante con respecto a las terapias disponibles, ya que demostró atenuar notablemente los síntomas y reducir el mioma a dimensiones que nos permiten retrasar la cirugía o que esta sea mucho más sencilla, y en un porcentaje de casos directamente evitarla”, explica el Dr. Tatti.

“Como principal efecto adverso, 1 de cada 10 pacientes (11%) manifestó cefaleas, y en menor medida sensaciones de vértigo y dolor. Sin embargo, no hay reportados en la literatura médica efectos adversos que requieran internación ni la suspensión del tratamiento”, concluye la Dra. Belardo.

Esa es la droga más moderna para el tratamiento de los miomas, pero, por supuesto, es el profesional de la salud quien indicará el tratamiento más apropiado para cada paciente.

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...