S.O.S Mujer

Los sí y los no para tener un abdomen plano

11/20/2017

Dieta y ejercicio no es el combo infalible para lograr una panza chata; es que un objetivo tan especifico requiere de una estrategia planificada, en la que no funciona cualquier tipo de régimen alimenticio ni de actividad física.
Claro que hay puntos en común con planes que apuntan al descenso de peso generalizado, como, por ejemplo, reducir el consumo de grasas, azúcares y harinas blancas; una máxima que también es pilar de alimentación sana.
Pero si la meta es tener un abdomen plano hay que hilar un poco más fino todavía. “Es fundamental prevenir la distención, por eso se recomienda evitar aquellos alimentos que por su alto de fibras son más difíciles de digerir y pueden ocasionar flatulencias, como las coles y las legumbres”, indica la licenciada en nutrición y especialista en medicina orthomolecular, María Florencia Ramos.

Sin embargo, señala: “Son muy nutritivos, por eso no hay que eliminarlos, pero si en casos puntuales, por ejemplo, si tenes una fiesta y vas a usar un vestido muy ajustado, no conviene comerlos ese día o un día antes”.
Lo mismo sucede con las gaseosas, aunque sean light, la diferencia es que no aportan nutrientes, por eso lo mejor es desterrarlas por completo.
El mito de los hidratos de carbono
¿Sabías que una lechuga o una banana es un hidrato de carbono? Es que los hidratos de carbono tienen mala prensa y la pagan por esa costumbre de “meter a todos en la misma bolsa”.
Para saber cuáles son los permitidos, es clave diferenciar los simples de los complejos. En el primer grupo se inscriben todos los que aportan un shock de calorías y pocos nutrientes, como los alimentos ricos en azúcar y los elaborados con harina refinada (panificados, galletitas, golosinas, etc.). Y en el segundo los que contienen fibra, es decir los cereales integrales, las verduras, etc.
Según indica, Andrea Miranda, médica esteticista y nutricionista, lo mejor es “limitar su consumo y elegir los de mejor calidad, por eso recomiendo consumirlos por medio de legumbres, cereales y harinas integrales “.
Y tené en cuenta que no existen alimentos mágicos capaces de darte un abdomen del estilo tabla de lavar, “no conozco alimentos que otorguen un vientre plano, la clave pasa por la actividad física y la alimentación saludable”, señala Miranda.
En el gimnasio
Olvidate de los abdominales bolita que hacías en el colegio, de acuerdo con el informe “Core Exercises”, confeccionado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, los abdominales más efectivos para lograr una panza chata son los isométricos, es decir las famosas “planchas”, donde la clave está en sostener la postura en lugar de moverse.

“Con las planchas se logran trabajar de una forma más equilibrada todo el abdomen y la espalda -incluso los glúteos- con un solo ejercicio en lugar de aislarlo para tonificarlo como se hace con los crunchs, lo cual resulta mucho más interesante -y práctico-para nuestra vida real”, señalaron los expertos de la casa de estudios.
Además, son más difíciles, por eso suponen un gasto energético mayor, lo que incrementa la quema de calorías.
La última clave es darle con todo al trabajo cardiovascular para derretir la grasa, ya que si el músculo abdominal está oculto bajo una capa de grasa, nunca podrá advertirse. Se recomiendan unas tres sesiones por semana durante cuarenta minutos.

 

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...