S.O.S Mujer

Leche de almendras: por qué conviene incorporarla a la dieta

Cada vez más personas sustituyen la leche de vaca por esta versión vegetal; te contamos cuáles son sus beneficios.

06/11/2018

El consumo de leches vegetales surgió como respuesta a las necesidades de personas intolerantes o alérgicas a la lactosa, pero sus beneficios hicieron que pronto fueran incorporadas por el resto de la población. Dentro de las alternativas, la más elegida es la de almendras, ya que no solo es baja en calorías -su aporte es menor, incluso, al de las leches descremadas- y rica en fibras, además, es super rica.

“Aporta vitamina B, favorece el metabolismo y, al mismo tiempo, al contener fibra soluble e insoluble protege la pared del intestino, sobre todo a favor del colon. Otro plus es que no produce colesterol”, indica Isabel Lanusse, nutricionista y asesora de Trafenfu, la primera leche de almendras envasada en tetrapack del mercado.

¿Casera o industrial?

Elaborar la leche de almendras en forma casera es muy fácil, ya que solo se utilizan tres ingredientes: almendras, agua y esencia o extracto de vainilla (además, se puede sumar algún endulzante como azúcar, agave, etc.). Después de seguir la receta, verás que queda un resto considerable de pulpa de almendras, y ese, justamente, es otro punto fuerte de la versión casera porque el excedente puede utilizarse como harina para elaborar budines, muffins y otros productos de panadería.

Claro que también hay marcas que la ofrecen envasada, lo que facilita su consumo, pero, en ese caso, hay que conocer cuál es el proveedor para asegurarse que la misma fue elaborada en condiciones de extrema higiene.

Por otra parte, es vital leer bien las etiquetas para saber qué porcentaje de almendras contiene (en algunos casos es muy bajo) y si está fortificada o no con calcio y otras vitaminas.

Beneficios

La leche de almendras no solo están indicadas para quienes padecen intolerancia a la lactosa, también pueden consumirlas los que sufren de intolerancia al gluten.

Más datos a su favor: “En cuanto a las grasas tiene una cantidad menor en comparación con otras (1 gramo por cada vaso) y aporta sensación de saciedad, lo que va muy bien para aquellos que están luchando por perder algunos kilos”, señala Lanusse y agrega: “Al mismo tiempo refuerza el sistema inmunológico, lo que mejora la respuesta del cuerpo para combatir los microorganismos que afectan el sistema respiratorio y dan un extra de energía”.

Su alto contenido en fibras protege las paredes del intestino, lo que “previene problemas acomo el estreñimiento, la inflamación y gases. Un vaso por día es suficiente para favorecer los procesos intestinales, por eso también se la indica personas a que padecen de gastritis o problemas gastrointestinales”, explica la nutricionista.

Y, como es sabido, las almendras son una fuente importante de antioxidantes, aliados claves a la hora de mantener saludables la piel, el cabello y el organismo en general.

 

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...