S.O.S Mujer

Las supersticiones más raras y típicas de Rusia

Desde la era pre-cristiana, donde nacieron estos malos presagios, el pueblo organizador del Mundial de Fútbol 2018, se volvió muy creyente y respetuoso. Ni las religiones tradicionales ni el régimen comunista pudieron borrarlos del folclore esclavo.

05/30/2018

Sentarse entre tocayos es una bendición
Esta creencia tiene origen en la antigüedad, cuando a la gente se le ponía el nombre que correspondía al Santo del día en el que nacieron. Se creía que hallar a dos personas llamadas igual traía suerte, porque ambas estaban bajo la protección de Dios. Entonces, quien se encontrase entre ellas pedía un deseo e inevitablemente se cumpliría.

La esquina de una mesa puede dejarte 7 años soltera
Los rusos modernos le tienen mucho respeto a esta creencia. Dentro del folclore eslavo, las esquinas tienen propiedades casi místicas: las esquinas convexas del hogar (donde suelen ubicarse a Jesus y a sus Santos) retendrían energía positiva; y los ángulos cóncavos, irradiarían energía negativa y atraerían la desgracia. Por eso, en Rusia, quienes desean casarse jamás se sientan en la esquina de la mesa.

Nunca regales flores pares
A la hora de comprar un ramo, es fundamental contar cuántas flores vienen. No importa si se trata de 1, 3, 5 o 7, el número debe ser para o de lo contrario los rusos se pondrán de muy mal humor. Las rosas o los claveles se reservan solo para los funerales.

No respondas “Gracias”, si te dicen “Suerte”
Ni puja ni perá (ni pelo ni pluma) es la manera tradicional de felicitar a alguien antes de una entrevista de trabajo, un examen o algún otro acontecimiento importante. La única respuesta posible a eso es ¡K chiórtu! (al diablo), por que de lo contrario, si la persona agradece, la suerte se escapará.

Silbar dentro de casa espanta el dinero
Para los rusos este hábito podría ofender al Domovói, un duende que vive que vive y protege el hogar. Está permitido silbar durante una danza cosaca, en la cancha o en la calle, pero jamás bajo el techo del hogar. Además de considerarse mala educación, simboliza un mal presagio.

Jamás saludes a una persona bajo el marco de una puerta
Esta situación también podría molestar a Domovói y terminan con un hecho deagradable. Por lo tanto, cuando los rusos llegan a una casa, primero entran y luego dan la mano o un abrazo.

Buscar el propio reflejo antes de volver al hogar
¿Cuántas veces te pasó de salir de tu casa y a mitad de camino recordar que te olvidaste algo? Los rusos creen que no pueden regresar sin antes mirarse en algún espejo y sacar la lengua. De lo contrario, deberán atenerse a las (malas) consecuencias…

 

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...