S.O.S Mujer

Lactancia y vida laboral, una conjunción posible

08/05/2018

Todos los años, del 1 al 7 de agosto, se celebra la Semana de la Lactancia Materna; el objetivo es concientizar sobre su importancia y derribar algunos mitos sobre el tema, como la incompatibilidad entre el trabajo y el amamantamiento.

La Liga de La Leche Argentina (LLLA) y Voices! realizaron un estudio nacional del cual participaron 1883 mujeres que deseaban continuar con la lactancia, pese a que volvieron a trabajar en relación de dependencia antes de que su hijo cumpliera un año.

El 77% de las encuestadas consideró que es “imposible, muy difícil o bastante difícil” combinar lactancia y trabajo. Incluso aquellas mujeres que trabajan una jornada reducida señalaron lo mismo.
Lo positivo es que la gran mayoría declaró haberlo logrado (40%) o estar cerca de conseguirlo (40%), mientras que solo el 16% no puedo hacerlo.

Factores que favorecieron la lactancia

A la hora de señalar cuáles fueron las claves para lograr mantener la lactancia, algunas de las frases más utilizadas por las encuestadas fueron:

*“Compañeras que apoyaron que me saque leche en horario laboral.
* “Mi lugar de trabajo cuenta con lactario y heladeras a disposición”
*“Pude seguir amamantando porque llevaba la beba al trabajo hasta que cumplió 1 año”
*“Tuve suerte de vivir cerca de mi trabajo, lo que facilita que sea menor el tiempo separada de mi nene”.

En ese sentido, un tercio de las mujeres accedió a alguna flexibilidad horaria y un quinto a política de horario progresivo. Esto varío de acuerdo al tipo de trabajo. Fue posible para un 59% de las mujeres en posiciones de jefatura y en el otro extremo están las docentes (27%). En las empresas pequeñas un 50% mencionó que accedió a este beneficio contra un tercio en el resto.




Factores que funcionaron como barrera

De la vereda contraria, los obstáculos más comunes fueron:
*“El sacaleche era una lucha”
*“Tener que hacer las tareas del hogar sacando tiempo a la lactancia, cumplir horarios”
*“Tuve un incremento en el horario que me impedía poder continuar con mis planes. Esto y otras cosas generaron en mi stress que hizo que de a poco me fuera quedando sin leche”.

El 57% señaló que la empresa/ organización o institución en la que trabaja apoya “poco o nada” la lactancia de sus empleadas. Además, 1 de cada 3 consideró que la lactancia limita sus oportunidades de desarrollo profesional.

Por otra parte, 8 de cada 10 mujeres declaran que no hay un lugar asignado en su trabajo para extraerse leche y 7 de cada 10 realiza la tarea en el baño

Claro que, combinar lactancia y trabajo requiere una red de sostén y apoyo tanto dentro como
fuera del ámbito laboral. El apoyo de la pareja es el más fundamental seguido por el de la entidad empleadora, incluyendo al jefe directo y compañeros/as.

Tips para continuar la lactancia

La Sociedad Española de Pediatría publicó algunas pautas para favorecer la lactancia aún cuando la madre haya regresado a su trabajo.

*Si la madre le ofrece el pecho al bebé inmediatamente antes de salir de casa e inmediatamente al volver, es posible que solo necesite una o dos tomas de leche u otros alimentos (según la edad) durante su ausencia. Muchos bebés, cuando la madre no está, son capaces de pasar varias horas sin comer, algunos duermen prolongadamente en ausencia de la madre para pedir mucho más a menudo cuando regresa.

*Mantener tomas de pecho frecuentes, a demanda, cuando la madre esté en casa con el bebé (fines de semana, durante la noche, etc.) y ofrecer otros alimentos apropiados para su edad, cuando la madre esté fuera (por ejemplo, en niños mayores de 6 meses: purés de verduras o frutas).

* Si no hay mucha distancia entre el lugar de trabajo y el lugar donde está el bebé, salir a darle el pecho durante la hora de lactancia o los descansos.

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...