S.O.S Mujer

La mujer que creó juguetes especiales para su hija discapacitada

Conocé la historia de Daniela Briñón, la mamá que transformó su experiencia familiar en un emprendimiento. Zona de Sentidos, de una comunidad de contención a una marca de productos.

12/19/2017

Daniela Briñón (48) siempre consideró que los juguetes tenían un rol clave en la infancia y en el desarrollo de cualquier chico. Sin embargo, en septiembre de 2009, cuando tuvo a su hija Sofía (8), tomó aún más dimensión de esto: “Sofi nació prematura y con encefalopatía crónica no evolutiva (ECNE) que la hace 100% dependiente; con ella detecté que no era tan simple conseguir juegos de estimulación o esos productos de apoyo que los terapeutas sugerían para los chicos”, relata Daniela.

Ante esa realidad del mercado, decidió cambiar las reglas del juego: de a poco dejó su trabajo en un banco y se dedicó completamente a Zona de Sentidos, una comunidad online que creó en 2013 para intercambiar experiencias y que luego también se convirtió en una tienda de productos.

A través de este emprendimiento -que fue declarado de interés legislativo por la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires- hoy ofrece todo tipo de juguetes y materiales didácticos enfocados en el aprendizaje, la autonomía, la creatividad, la comunicación, la estimulación sensorial, socioemocional y motriz.

 

Foto: Circuito de equilibrio, ideal para niños que requieren desafíos de balance.

“Mi sueño es que las familias que tienen niños con discapacidad logren una vida lo más plena posible. Los padres de chicos con discapacidad solemos escuchar diagnósticos demoledores, recibir malas noticias y sentir que no hay salida. En mi experiencia, sé que hay aspectos que no van a cambiar pero la mirada que tenemos sobre los chicos sí puede cambiar: podemos hacer que lleven una mejor vida, ellos como niños, nosotros como padres y a la vez, impulsar un cambio en la mirada que la sociedad tiene sobre la discapacidad”, afirma Daniela.

Del sueño a la realidad

En 2013 Daniela diseñó el primer producto de Zona de Sentidos: una caja de texturas, una herramienta para los chicos que por sus propios medios no pueden salir a explorar. Según explica, los juguetes son un puente para el desarrollo de la atención visual, la imitación, la percepción del espacio o el juego simbólico, entre otras habilidades.

Mi sueño es que las familias que tienen niños con discapacidad logren una vida lo más plena posible

Hoy son más de 240 los productos que están a la venta, la gran mayoría ideados y desarrollados por la marca como mordillos, cepillos vibradores, chalecos y mantas de peso, plataforma de balanceo, juegos para palpar y adivinar, cuentos con pictogramas y mesas sensoriales.

¿Qué cambió en su vida desde la creación de Zona de Sentidos? Daniela responde sin titubear: “Esto me llena de alegría y satisfacción“. Hoy tengo un trabajo que amo y que brinda ayuda y apoyo a otras personas”.

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Con más de ocho años de experiencia, escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...