S.O.S Mujer

¿Por qué los argentinos “comen mal”?

05/30/2017

A pesar de que existe una movida saludable en lo que respecta a la gastronomía entre los argentinos, comer “mal” sigue vigente en la agenda de todos. La obesidad y los factores de riesgo para la salud aumentaron exponencialmente en los últimos años, y el consumo de comida chatarra se mantiene (e incluso crece). Por eso, un reciente estudio se propuso a indagar en la dieta de los habitantes del país para determinar por qué continuamos alimentándonos erróneamente.

Tres tipos de alimentación

El estudio, CESCAS I, demostró que la comida rápida sigue siendo una de las primeras opciones para quienes buscan comer rápido y “barato”, mientras que “la dieta típica argenta”, alta en carbohidratos (con alimentos como la carne, papa y harinas), es la segunda elección a la hora de comer. En tercer y último lugar se encuentra la alimentación saludable, como indica una nota de Infobae.

“Sabemos que tenemos problemas cardiovasculares, que son la principal causa de muerte y este estudio muestra evidencias de que nuestros patrones de consumo influyen en que tengamos más obesidad, más diabetes y más hipertensión”, explicó la doctora en Ciencias de la Salud e investigadora del CONICET, María Daniela Defagó, al sitio mencionado.

Los resultados de la investigación

El 60% de los adultos del país entre 35 y 74 años elige la alimentación basada en snacks: empanadas, pizzas y carnes procesadas. En segundo lugar aparece el patrón “típicamente argentino”, basado en carbohidratos: carnes, lácteos enteros, manteca y mate; mientras que recién en un tercer escalón figura la “dieta saludable”, rica en verduras, frutas, legumbres y lácteos descremados, según Infobae.

Los productos más consumidos

Según los datos arrojados por la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares y analizados por el Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil (Cesni) realizada el año pasado, en el país descendió el consumo de lácteos y pan pero ascendió el de arroz, galletitas dulces, amasados de panadería y bebidas azucaradas, tal como indica una nota de La Nación.

“En los últimos 20 años hubo modificaciones en la estructura de los alimentos más que en los nutrientes. No es cierto que se coman más calorías, pero sí que ingerimos más azúcar y especialmente provista por gaseosas y bebidas. Esto ocurre particularmente en los grupos más pobres de la sociedad”, indicó Esteban Carmuega, director del Cesni al diario mencionado.

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...