S.O.S Mujer

Depilación definitiva: ¿cuándo puede ser riesgosa?

11/06/2017

La depilación definitiva es el tratamiento de mayor demanda en los centros estéticos, pero no por popular hay que tomarlo a la ligera. De hecho, hubo algunos casos de quemaduras severas en las que intervino la justicia y ordenó indemnizar a las víctimas.
Por eso, si pensás iniciar un tratamiento de este tipo, es clave que elijas un lugar que esté habilitado por el Ministerio de Salud y que cuente con equipos aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).
Además, se recomienda tratarse solo en centros en los que figure un médico responsable, ya que, si bien las máquinas pueden estar manejadas por técnicos, estos deben actuar bajo la supervisión de un doctor.
Llamar a las cosas por su nombre
Se le dice “depilación definitiva”, pero el nombre es erróneo. “Es permanente y no definitiva porque pasado un tiempo se podría requerir de un pequeño retoque por eventual crecimiento de pelo”, explica la doctora María Rolandi Ortíz, cirujana y especialista en dermocosmiatría.
Lo más común es que tras algunos cambios hormonales -por ejemplo, los generados por el embarazo, la lactancia y los trastornos endocrinológicos- aparezca algunos pelos que requieran una o dos sesiones extras.
Otra confusión es pensar que la depilación permanente es una sola, cuando en realidad hay múltiples opciones disponibles.
Al principio, el único método era la luz pulsada (IPL), pero luego aparecieron otros láseres más eficientes. “En la IPL el haz de luz se mueve en todas las direcciones con distintas longitudes de onda, en cambio en la depilación láser las partículas de luz van en la misma dirección y en la misma longitud de onda, por eso es más puntual, eficiente y precisa”, indica Rolandi Ortíz.
Claro que hay varios equipos de depilación láser, los más comunes son Candela y Soprano, este último también con la variante Ice, que al producir un enfriamiento por contacto es el más indoloro del mercado.
Más allá de lo que puedas investigar, es el profesional de la salud el que, de acuerdo con tu fototipo y antecedentes, indicará cuál es el mejor equipo para tu piel.
Además, la consulta al médico es fundamental, ya que en algunos casos -como personas que están bajo tratamiento con fármacos fotosensibles, corticoides y antecedentes de cáncer de piel, entre otros- la depilación con láser está contraindicada.
Bonus track
Y como si olvidarse de la maquinita o la cera fuera poco, este tratamiento trae más beneficios. Al favorecer la producción de colágeno, la zona tratada luce más suave, elástica y tersa al tacto.
También el láser es muy efectivo para tratar los vellos encarnados. Es que, además de ser molestos y antiestéticos, los pelos encarnados pueden convertirse en granos o infecciones con pus, incluso forúnculos, que al exponerse al sol tienden a manchar la piel.
Por último, hay que tener en cuenta algunas consideraciones. Durante el tratamiento no podrás utilizar ningún sistema de depilación que actúe por arrancamiento (cera, pinza, etc.) lo único que podes hacer para mantener los pelos a raya entre sesión y sesión es rasurarte.
Y tené en cuenta que algunos láseres no captan la piel bronceada, por eso pregunta si podes realizarlo en verano.

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...