S.O.S Mujer

Belleza inclusiva, de lo inalcanzable a lo real

09/25/2017

La belleza encierra dos verdades antagónicas: es subjetiva por eso lo de “sobre gustos no hay nada escrito”, pero también encierra una cuota de objetividad, un saber social que determina lo que es bello y lo que no. Es esa dualidad la que genera una tensión constante y hace que el tema genere fascinación y polémica al mismo tiempo.
Claro que a la hora de juzgarse a sí mismas, las mujeres suelen regirse por el canon de belleza vigente, y dado que este es prácticamente inalcanzable, solo una porción ínfima del universo femenino se califica como linda. Así lo demostró un estudio encomendado por Dove, que determinó que “solo el 4% de las mujeres de todo el mundo se consideran bellas”.
La investigación se realizó en el marco de la campaña “Real Beauty Sketches”, en la que un artista forense del FBI dibujaba a diferentes mujeres basándose en las descripciones aportadas por ellas mismas; luego, debía retratar a las mismas mujeres, pero en base a las descripciones que otras personas daban sobre ellas. Al comparar ambos trabajos se podía percibir la diferencia entre la percepción propia y la ajena. El resultado puede leerse en el slogan de la campaña, que rezaba “sos más bella de lo que crees”.

"What you see and what you hear depends a great deal on where you are standing. It also depends on what sort of person you are." In this famous @Dove film, #RealBeautySketches explores the gap between how others perceive us & how we perceive ourselves. https://youtu.be/litXW91UauE Watch this video on @YouTube and see the surprising results… and #tagafriend who you think should watch this video.

A post shared by Reflections (@theinsidemind) on

El 90-60-90 -aunque cada vez se le restan más centímetros- es la medida de la belleza actual; la idea de que no se puede ser bello sin ser delgado llega a través de medios de comunicación, publicidades e, incluso, juguetes.
Sí, algo tan inocente como una muñeca puede afectar la imagen corporal que las niñas tienen de sí mismas. Un estudio de la Universidad de Sussex, en Inglaterra, analizó el efecto que las muñecas Barbie tenían en 162 niñas de entre 5 y 8 años. Para hacerlo las dividieron en tres grupos, al primero le mostraron un libro con imágenes de Barbie, al segundo con las mismas imágenes, pero protagonizado por Emme, una muñeca de la compañía Tonner Doll Company de medidas más realistas, y al tercero otro con objetos neutrales, como globos y flores.
Tras ver las imágenes, las niñas del primer grupo manifestaron que se sentían peor con respecto a sus cuerpos y que tenían deseos de ser más delgadas.
Barbie plantea un imposible, ya que si fuese una mujer real mediría 1.82 mts, pesaría 49 kilos y tendría 96cm de busto, 45 cm de cintura y 83 cm de cadera. El problema es que las publicidades suelen elegir modelos flaquísimas y encima retocar su figura para acercarlas a ese ideal.
En 2014, Victoria’s Secret tuvo la mala idea de hacer un aviso con diez modelos extremadamente delgadas bajo el slogan “The Perfect Body” -El cuerpo perfecto- y mujeres de todo el mundo le salieron al cruce con una petición en Change.org, en la misma pedían que la firma se rectificara. La marca de lencería no lo hizo, pero cambió el slogan por “A body for every body” (un cuerpo para cada una).

@Iskra is popping up with us at @RutgersU today! Shop and hang with our #AerieREAL role model from 10am to 4pm at the student center. Not in town and feeling that #FOMO? Follow along as @Iskra and our #AerieREAL Ambassadors take over our insta stories for the day! #AerieEvents

A post shared by aerie (@aerie) on

Sin embargo, incluir a mujeres de medidas convencionales es más efectivo a la hora de las ventas. Un caso famoso fue el Aerie, la línea de lencería de American Eagle, que desde 2014 realiza campañas con modelos de todos los talles sin utilizar retoques digitales. Desde que tomaron esa decisión, las ventas no paran de crecer, tan solo el primer año aumentaron un 20%.
Este año, la marca española Desigual se subió a la tendencia y realizó una campaña sin retoque en la cual la modelo Charli Howard lució orgullosa su celulitis.
H&M tomó un camino similar y puso baja la lente a la modelo de talle grande Paloma Elsesser. En 2016, hicieron lo mismo con Ashley Graham, la modelo plus size más popular del momento.

We love @palomija's beach look! 👙#HM

A post shared by H&M (@hm) on

Graham, además, lanzó su propia marca de lencería especializada en tallas grandes. El slogan de Ashley Graham Lingerie dice: “Soy fuerte, soy hermosa, #Imsizesexy”.
Las redes sociales también son un espacio en el que las mujeres reales se muestran cada vez más orgullosas de su apariencia.  Hashtags como #WeWearWhatWeWant (vestimos como queremos), #Imsizesexy (tengo la talla sexy) o #cellulitesaturday (sábados de celulitis) se reivindican supuestos defectos y abrazan la autenticidad.

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...