S.O.S Mujer

Amistad entre el hombre y la mujer: ¿Sueño o realidad?

Cada 20 de Julio reaparece una eterna pregunta: ¿Es posible la amistad entre entre personas de distinto sexo? Una especialista nos responde.

07/17/2018

Mientras que para algunas personas la amistad entre el hombre y la mujer es imposible ya que -para ellos- la atracción sexual nunca puede ser totalmente descartada, para otros se trata de un escenario posible.

Para entender ambas posturas hay que remontarse al pasado. Lo cierto es que esta idea de la amistad entre el hombre y la mujer fue básicamente inconcebible por mucho tiempo: “Se pensaba y vivenciaba a los dos sexos viviendo en universos separados, sin conocerse realmente fuera de los lazos de la pareja”, explica la Lic. Mariana Kersz, psicóloga y sexóloga.

Con el tiempo, esta mirada fue cediendo en función del ingreso de las mujeres al campo laboral y, por supuesto, a partir de la escolarización mixta, que en muchos colegios es un hecho que no lleva más de 15 años.

“Afortunadamente hoy en día estamos vivenciando la diversidad de género como un hecho real y concreto: los niños y niñas de esta generación fueron concebidos con otra mirada. Esto abre también un sinfín de posibilidades respecto a la manera de relacionarnos, no sólo con nosotros mismos sino con el otro, desde pequeños”, analiza Kersz.

“La amistad es un vínculo no sexualizado, que se juega desde un lugar cuasi familiar”

Si bien, al igual que en una pareja, un amigo es alguien que nos conoce y a quien nos entregamos sin maquillaje ni máscaras, hay que tener en claro ciertos puntos. “Hay una diferencia sustancial entre un amigo y una pareja: entender que hay un otro, similar a mi, pero donde pongo en juego mi ternura, mi apego, mi amor y mi afecto, del mismo modo en que lo hemos experimentado con los vínculos más cercanos: papá, mamá, nuestros hermanos… Esa cercanía familiar y única hace que la sexualidad se deje en otro plano, porque son vínculos no sexualizados, que se juegan desde un lugar cuasi familiar, fraterno que une”.

S.O.S. ¿Y si hay ambigüedad?

Sin embargo, a veces las fronteras no son tan claras y, por supuesto, pueden existir algunas ambigüedades en estos vínculos. ¿Y ahí qué hacemos? “Muchas veces esto sucede sin consecuencias en la relación, con sutilezas, con una atracción contenida que no afecta a la sexualidad de ninguno de los dos. Pero también puede suceder que la amistad se transforme en amor, sin que el sexo haya interferido hasta entonces”, explica la especialista.

Como dijimos antes, la amistad está construida sobre los cimientos de los primeros vínculos familiares, y no hay una, sino mil razones que puedan explicar el cambio del amor a la amistad y de la amistad al amor. “Seguramente esta eterna discusión se prolongue varios años más, y algunos prefieran mantenerse alejados, se aparten en el momento en que comiencen a sentirse atraídos, así como habrá otros que consideren que el deseo está ausente en el vínculo: pareciera que se rehúsan a ver al otro como un hombre o una mujer en su totalidad”, afirma Kersz.

Pero ojo, hay una tercera posición en este debate y que tiene que ver con la aceptación total de la sexualidad, con el deseo: “Se la toma y valora como una gran vertiente que en lugar de manifestarse en el coito, en un encuentro sexual, se realiza en la complicidad, el intercambio intelectual, el sentido del humor. Y esto es tan enriquecedor para una pareja de amigos que sería una pena privarse de la posibilidad de experimentarlo”.

Y vos, ¿tenés amigos varones? ¿Cuál tu postura respecto a la amistad entre el hombre y la mujer? Contanos.

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...