S.O.S Mujer

5 trucos caseros de belleza y bienestar para aplicar en 2018

Compartimos cinco tips para sentirte mejor y lucir más bella sin gastar un peso.

01/29/2018

¿Ojeras?, ¿piel deshidratada?, ¿cansancio matinal? Te contamos cómo combatirlos con lo que tenés en casa.

Exfoliá tu piel con sal gruesa
Exfoliar la piel una vez por semana es un paso básico para que luzca sana y radiante, pero no es necesario invertir en un exfoliante, podés usar sal gruesa. Y no sólo el bolsillo estará contento, es que, a su capacidad para barrer las células muertas, se le agrega su alto aporte de minerales -como potasio y magnesio-, activos claves para devolverle luminosidad y vitalidad a la piel.
Además, es astringente y antiséptica, por eso ayuda a la cicatrización de pequeñas heridas (raspaduras, cortes, etc.).

Combatí ojeras e hinchazón con lo que tenés en la alacena
Hay cremas carísimas -y probablemente efectivas- para combatir las ojeras y la hinchazón de los ojos; sin embargo, en el cajón de tu cocina y en la alacena también hay herramientas para darles batalla.
Un secreto es poner en el freezer dos cucharitas de café y, tras cinco minutos, retirarlas y colocarlas en las ojeras, deshincha los ojos al instante.
Además, el viejo truco del pepino funciona de maravillas. Como contiene ácido ascórbico y ácido cafeico, que previenen la retención de líquidos, es excelente para deshinchar. Sácalo de la heladera, cortá dos rodajas, colocalas en los ojos y dejalas ahí durante diez minutos.

Realizá una mascarilla hidratante una vez por semana
Piel mixta, grasa, normal o seca, todas tienen un punto en común: necesitan hidratación; por eso, las mascarillas hidratantes son un must. Hay varias opciones, la más popular contiene yogur natural -sin sabor y entero-, miel y un chorrito de jugo de limón. El zinc y el ácido láctico del yogurt remueven impurezas al mismo tiempo que suavizan la piel, mientras que el limón es un agente blanqueador natural repleto de antioxidantes. La miel, por último, humecta y es un excelente antibacterial.

Arrancá el día con un vaso de agua tibia y limón
Se trata de un truco que, a esta altura, es histórico, pero si todavía está vigente es porque vale la pena. Es que el limón es rico en antioxidantes, por eso fortalece el sistema inmune, además, posee propiedades antibacterianas, antivirales y antimicrobianas.
Uno de sus poderes más importantes es que reestablece el PH del cuerpo. Día a día, los alimentos procesados y ricos en azúcar, el estrés y la falta de ejercicio acidifican el organismo y el limón ayuda a contrarrestar esta tendencia.

Finalizá el baño con un chorro de agua fría
El agua fría reactiva la circulación de la sangre, por eso es ideal para tonificar la piel y prevenir las varices y arañitas.
También beneficia al cabello, ya que cierra las cutículas y otorga brillo.
Y si te duchas a la mañana, es un must porque funciona como estimulante y antidepresivo.

 

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...