S.O.S Mujer

3 de cada 10 tratamientos de fertilidad se inician por causas masculinas

Desde cuestiones genéticas hasta otras vinculadas con el estilo de vida impactan en la fertilidad de los hombres; te contamos cómo cuidarla.

07/23/2018

A la hora de buscar un bebé, para las mujeres es más natural empezar a cuidarse, desde dejar de fumar hasta tomar una pastilla diaria de ácido fólico para prevenir el defecto congénito de la espina bífida; lo cierto es que ellos deberían tomar medidas similares, ya que según el Registro Argentino de Fertilización Asistida, el 30% de los tratamientos se realiza por trastornos reproductivos del varón.
Es que más allá de las cuestiones genéticas, existen factores vinculados al estilo de vida que pueden disminuir la cantidad y calidad del esperma como tabaquismo, estrés y enfermedades de transmisión sexual.

“El 27% de los varones con problemas de fertilidad fuma y el tabaco atenta contra la calidad espermática, al igual que el estrés: contamos con estudios en nuestro país que señalan que éste se relaciona a la infertilidad en un 20% de los pacientes. Otro factor son las infecciones: hay enfermedades de transmisión sexual que afectan la fertilidad y representan un 8%, es decir, casi 1 de cada 10 pacientes. Dentro de las infecciones se destacan las paperas y las infecciones de los conductos seminales”, señala la Dra. Stella Lancuba, médica especialista en Salud Reproductiva, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva.

Claro que, para algunas de estas infecciones, como las paperas, existen las vacunas. Y otras pueden prevenirse a través del uso de preservativos, por eso es clave actuar antes de que el problema se presente.

“En general los varones se cuidan para no lograr un embarazo antes de tiempo, pero no cuidan su fertilidad para cuando quieran ser padres. Tampoco nadie les dice cómo hacerlo, ni qué tener en cuenta para sospechar algún trastorno. Cuando una pareja llega a un consultorio, casi siempre se hace foco primero en la mujer. Se nos indican estudios de todo tipo y, sólo cuando se descarta el factor femenino, se pasa a analizar la salud reproductiva del hombre”, indica Gisela de Antón, presidenta de la Asociación Civil Concebir.

Entre las principales causas de infertilidad masculina se encuentra la alteración en cantidad y calidad del esperma; luego, le siguen el varicocele (15%), que es la presencia de várices a nivel del aparato genital masculino -que puede resolverse a través de una intervención quirúrgica-, en el tercer lugar se encuentran las causas de origen infeccioso (8%) y en el 19% no hay motivo aparente.

La edad importa

La edad también juega un rol importante, según indico Lacuba, “se sabe que en el varón después de los 42 años se quintuplica el riesgo de abortos espontáneos, por el nivel de envejecimiento de su esperma”.
Para detectar problemas de fertilidad en los hombres, el estudio básico es el espermograma, aunque también se realizan otros complementarios, como los hormonales o estudios funcionales. En casos particulares donde está muy disminuida la concentración espermática, los estudios genéticos cobran relevancia en el diagnóstico.
Entre los tratamientos para tratar la infertilidad masculina, se destaca la inyección intracitoplasmática de espermatozoides, ICSI, que, según explica la Dra. Lancuba “revolucionó el tratamiento de la infertilidad masculina, porque en casos que antes eran impensados hoy se puede lograr el embarazo sano”.

Cómo cuidar la fertilidad masculina

Algunos tratamientos para combatir el cáncer pueden repercutir en la fertilidad, por eso una de las opciones es guardar gametos antes de someterse a la quimioterapia o radioterapia.
“Lo que se hace es ‘criopreservar’ los espermatozoides, que consiste en guardarlos en nitrógeno líquido a menos 196 grados. Es un procedimiento simple, efectivo y que se hace en edad pos puberal. Los resultados son excelentes, es un tratamiento preventivo, la tecnología es sencilla y el costo es bajo. Luego, cuando el paciente se cura, puede usar ese esperma, la recuperación del esperma es muy efectiva”, indicala experta.
Además de esta opción, que aplica a casos de enfermedad, también existen medidas que en lo cotidiano pueden contribuir a cuidar la fertilidad del varón: el cuidado del cuerpo y de la sexualidad, no fumar, no beber alcohol en exceso, estudiar antecedentes familiares y personales y, sobre todo, la consulta temprana con el especialista en medicina reproductiva.

Staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para la mujer: belleza, moda, salud, sexo, astrología, manualidades, fitness y tutoriales para verte más bella por dentro y por fuera.

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...