S.O.S Mujer

10 máximas de belleza para aplicar en 2018

El año empieza lleno de buenas intenciones; promesas clásicas, como nunca irse a dormir con el make up puesto, están a la orden del día. Aquí un repaso de hábitos beauty para seguir en 2018.

12/26/2017

El universo beauty tiene sus mandamientos, aunque suelen incumplirse más de la cuenta. Claro que el nuevo comienzo de año es una buena excusa para barajar y dar de nuevo, también en materia de estética y belleza.
Aquí un listado de máximas simples para incorporar como habito y transitar 2018 con una piel para el escándalo.

No irás a dormir con el make up puesto
Puntos negros, pestañas frágiles, acné cosmético, falta de luminosidad; son todas consecuencias de irse a dormir con el maquillaje puesto. Es que las bases y polvos -sobre todo aquellos que contienen aceites- favorecen la obstrucción de los poros y cuando estos se tapan, la piel no puede “respirar” lo que genera acumulación de impurezas, bacterias y sebo.
Además, durante la noche se produce la regeneración celular y una piel limpia contribuye al desarrollo de ese proceso.

Limpiarás tus brochas y esponjas de maquillaje
No lavar las brochas y esponjas con las que te maquillas equivale a pasarte un trapo sucio por el rostro. El resto de productos acumulados más el polvillo del ambiente son un caldo de gérmenes y suciedad que se transfieren a tu piel cada vez que usas estas herramientas.
Lo recomendable es lavarlas, como mínimo, una vez por semana. Para hacerlo bien simple, podes colocar las brochas en un recipiente con agua micelar y removerlas hasta que se desprende la suciedad, otra opción es lavarlas con shampoo. Siempre dejalas secar sobre una toalla limpia.

Cambiarás la máscara de pestaña cada tres meses
Salen caras y si luego de tres meses todavía queda producto, da lástima tirarlas; pero es necesario, ya que acumulan bacterias que pueden desencadenar procesos inflamatorios.

Todos los días dedicarás 10 minutos al cuidado de tu piel
5 minutos al despertarte y otros cinco minutos antes de ir a dormir, es todo lo que necesitás para tener una piel saludable.
Gel o crema de limpieza, tónico -para cerrar los poros- y crema de tratamiento son los tres pasos básicos de cualquier rutina.

Exfoliarás tu piel una vez por semana
Limpiar tu piel cada noche no es suficiente, para que la piel luzca radiante es necesario profundizar este paso una vez por semana, ¿cómo? Con un exfoliante. De esta forma, se barren células muertas a mayor profundidad.
Finalizá con una crema o mascarilla hidratante.

Usarás protector solar todos los días
La principal motivación para cuidar la piel es prevenir el envejecimiento cutáneo. No importa cuántas cremas te pongas ni de que calidad sean, si no te proteges del sol tenés la mitad de la batalla perdida, ya que el daño causado por la luz solar es equivalente al paso de los años. Siempre terminá la rutina de cuidado con un protector solar.

No utilizarás el exfoliante corporal en el rostro
La piel del rostro es mucho más fina y delicada que la de las piernas, así que no caigas en la cómoda y uses el mismo producto para zonas que tienen distintas necesidades.
Los exfoliantes de rostro tienen gránulos más finos. Además, hay formulaciones especiales para cutis mixtos y grasos.

No te reventarás los granos
Es uno de los mantras más repetidos por madres y abuelas, pero, aunque lo escuchás desde hace décadas, es difícil no sucumbir a la tentación de apretarlos. La próxima vez que un grano te estropee el look, pensá que si lo apretas vas a dañar el folículo piloso y esa lastimadura puede generar cicatrices, marcas y hasta manchas.

Usarás la toalla con cuidado
Cada vez que te pases una toalla por la piel, recordá el hit de 2017, des-pa-cito. Cuando frotas fuerte puede dañar la piel, sobre todo en el caso de las personas de piel sensible. Lo ideal es secar con toquecitos.

Cortarás tu pelo cada dos o tres meses
En realidad, no hay una única respuesta a la hora de determinar cada cuánto hay que cortarse el cabello, ya que depende del corte. Una melena midi o bob, por ejemplo, exige una visita al peluquero una vez por mes, ya que solo así se mantiene el largo y se conserva el estilo. Mientras que una cabellera larga puede espaciar los cortes hasta tres meses. Eso sí, lo ideal es no pasar más tiempo sin cortarlo, ya que hacerlo permite que el cabello esté más sano.

Periodista especializada en Lifestyle, con diez años de trayectoria en medios gráficos de Argentina y Latinoamérica. Finalista Premio Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) a la excelencia periodística 2015. Podés leer más artículos de Paula en Instagram: @paubande

ÚLTIMAS NOTAS

Loading...